7 consejos útiles para invertir por primera vez | Business Insider España Menú de navegación Logo Business Insider España Logo Business Insider España Icono Cerrar Ediciones internacionales de Business Insider Icono Facebook Icono Twitter Icono Linkedin I

7 consejos útiles para invertir por primera vez | Business Insider España Menú de navegación Logo Business Insider España Logo Business Insider España Icono Cerrar Ediciones internacionales de Business Insider Icono Facebook Icono Twitter Icono Linkedin I

7 consejos útiles para invertir por primera vez | Business Insider España Menú de navegación Logo Business Insider España Logo Business Insider España Icono Cerrar Ediciones internacionales de Business Insider Icono Facebook Icono Twitter Icono Linkedin I

Tener un orden en las finanzas personales no solo tiene que ver con el control del gasto, el volumen de ahorro, o un presupuesto equilibrado. También, tiene relación con invertir bien parte de ese capital del que se dispone.

Los expertos en planificación financiera siempre aconsejan que parte de los ingresos se destinen a la inversión, más allá de que ahorrar, también de cara a la jubilación, sea de suma importancia. Entrar en los mercados es un paso que tarde o temprano se tiene que dar para evitar los efectos nocivos de la inflación.

El miedo suele ser uno de los denominadores comunes que tienen muchos ahorradores para tomar la decisión de tratar de hacer rendir su dinero. El temor por perder lo que se ha ganado siempre está ahí. Por eso, les cuesta romper el hielo para invertir por primera vez sin las máximas ataduras posibles.

Es cierto que las inversiones se deben llevar a cabo con cabeza y sin perder el norte. Para eso es importante tener claro unos conceptos previos y una formación continua.

Pero, más allá de eso, hay algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para invertir por primera vez, y así garantizar que puedes tener un mayor éxito con el paso del tiempo.

Fíjate una cantidad que invertir inicialmente

Getty

Lo primero que se recomienda hacer es que determines el patrimonio que tienes disponible para invertir. Para ello, los expertos siempre aconsejan dedicar al mundo de la inversión aquella renta que no necesites para vivir.

De igual modo, es recomendable dejar apartada una cantidad para imprevistos que puedan surgir (un despido, una enfermedad o un viaje inesperado). Es lo que se conoce como el fondo de emergencia.

Descubre cuál es tu perfil de riesgo

Gettyimages

7 consejos útiles para invertir por primera vez | Business Insider España Menú de navegación Logo Business Insider España Logo Business Insider España Icono Cerrar Ediciones internacionales de Business Insider Icono Facebook Icono Twitter Icono Linkedin I

El segundo consejo, tan importante o más que el anterior, es determinar cuál es tu perfil de riesgo. Esto es, cuánto te puedes arriesgar con tu dinero, sin que ello te deje sumamente intranquilo.

En la industria se suelen dividir los perfiles de los inversores en 3: conservador, moderado o agresivo. Los inversores conservadores suelen optar por estrategias en las que prima la conservación del capital aunque eso implique sacrificar algo de rentabilidad potencial.

Suelen centrar sus estrategias en la renta fija y los depósitos (aunque la situación actual del mercado les ha desplazado hacia segmentos algo más arriesgados ante la falta de rentabilidad de sus activos tradicionales).

Por su parte, los inversores moderados suelen incorporar algo más de riesgo (en forma de una mayor proporción de renta variable en la cartera) y los agresivos un porcentaje adicional mucho más alto.

Establece unas metas de inversión

Getty Images

Una vez que tienes en cuenta tu perfil de riesgo y el dinero que quieres invertir, puedes establecer unos objetivos de inversión. ¿Adónde quieres llegar? ¿Cuáles son las metas que te has planteado?

Habitualmente, esos objetivos de inversión suelen tener mucho que ver con los ahorros que queremos generar de cara a la jubilación, con la meta de poder mantener nuestro poder adquisitivo.

No empieces por productos complejos

Pixabay

Una vez se comienza a leer sobre el tema de la inversión, aparecerán muchos nombres de entidades y tipos de productos donde se puede colocar el dinero. La Comisión Nacional del Mercado de Valores, es decir, el organismo que regula la inversión en España establece dos categorías: productos complejos y no complejos.

Los productos están más recomendados para personas con experiencia en el sector, que puedan tomar decisiones complejas por sí mismas y que tengan el bagaje necesario para entender los mercados y sus mecánicas.

Mientras, los productos no complejos (como los fondos de inversión, los fondos indexados o las acciones) son más fáciles de entender para los principiantes.

Ahora, hay compañías que permiten contratar carteras compuestas por varios fondos, principalmente indexados, y que ayudan a escoger al cliente la cartera que más se adapta a su perfil de riesgo.

Intenta conseguir bajas comisiones

Getty

Otro aspecto fundamental también es buscar las comisiones más bajas del producto que se quiera contratar.

Un ejemplo sería si se quieren comprar algunas acciones a través de un bróker online, es posible incluso tener comisiones cero o casi cero. En cambio, por las mismas acciones en otra entidad podrían cobrar comisiones de compraventa y de custodia por mantenerlas.

El control emocional es básico

Getty

Las emociones siempre son un punto de referencia.

Durante el tiempo que el dinero esté invertido (que probablemente serán varios años) el mercado tendrá subidas y bajadas y, por tanto, el dinero también se incrementará o disminuirá.

Lo que es más aconsejable para los inversores no experimentados es, como se indica antes, plantear un horizonte temporal a largo plazo, ser paciente y respetar la estrategia inicial.

La importancia de la diversificación

Marcos Brindicci

Reuters

Al margen del perfil que tengas como inversor siempre es importante diversificar entre los activos en los que invertir. Es lo que se conoce como “no poner los huevos en la misma cesta, sino en distintas”.

Así, se previene la posibilidad de que el mal comportamiento de un activo en concreto perjudique el rendimiento del conjunto de tu cartera.