La mano dura de Pekín con sus cotizadas sacude las bolsas chinas

La mano dura de Pekín con sus cotizadas sacude las bolsas chinas

La mano dura de Pekín con sus cotizadas sacude las bolsas chinas

  1. Mario Becedas

La mano dura de las autoridades chinas con algunas de sus principales cotizadas se está empezando a notar con fuerza en las bolsas del país. El celo regulatorio del gobierno del gigante asiático ha ido a más en las últimas semanas poniendo en serios apuros a importantes compañías, especialmente del sector tecnológico. Los mercados miran de reojo al que podría ser el 'susto' del verano.

Tras la histórica sanción a Alibaba, gigante del comercio electrónico en el país, hace unas semanas las autoridades de Pekín retiraban de la tienda de apps a Didi, conocida como el Uber chino, por su política de datos. Esto hacía que la recién estrenada cotización de la empresa en Wall Street se desplomase.

Días después han sido otras las víctimas, como la tecnológica Tencent, a la que se le ha obligado a renunciar a los contratos de exclusividad sobre derechos de autor musicales en cumplimiento de las normas antimonopolio. Acciones del sector de la educación como TAL Education y New Oriental Education & Technology también se han visto afectadas este fin de semana.

Esta escalada regulatoria se tradujo ya desde el lunes en un pánico en el parqué chino que ha continuado este martes. El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, cerró este martes con pérdidas del 4,22% provocadas principalmente por el desplome de los valores tecnológicos. Este retroceso eleva sus pérdidas de dos días al 8,2%, las mayores desde la crisis financiera mundial.

El selectivo cedió 1.105,89 puntos, hasta los 25.086,43, cota mínima desde principios de noviembre desde 2020. Los gigantes digitales vivieron un auténtico desplome en la sesión: Meituan se dejó un 17,66%, la mayor caída de su historia y casi el doble que la de Tencent, del 8,98% -su mayor desplome en cerca de una década-. Tampoco se libró Alibaba, que cedió el 6,35%.

La mano dura de Pekín con sus cotizadas sacude las bolsas chinas

Otro tanto ha sucedido en la bolsa de Shanghai, como pone de manifiesto Edoardo Fusco, analista de eToro: "Las intervenciones de las últimas horas han sido especialmente incisivas, llevando al Índice Compuesto de Shanghai a la corrección de dos sesiones más profunda desde la crisis del 2008". El índice ha cerrado este martes con una caída del 2,49%.

"Los selectivos chinos han corregido de forma decisiva, como consecuencia de las intervenciones del gobierno de Pekín en la regulación de varias empresas, que también cotizan en Wall Street", resume Fusco, quien no obstante matiza que "durante meses, la bolsa china viene sufriendo problemas de transparencia y ha sido penalizada por la presencia de un Gobierno que con el tiempo se ha mostrado cada vez más impaciente con las estrategias de las empresas cotizadas".

"No hay anclaje para justificar las valoraciones de las acciones ahora, dada la incertidumbre de la regulación", admite por su parte a Bloomberg Dai Ming, gestor de fondos en Shanghai con Huichen Asset Management. "En el pasado, el mercado esperaba regulaciones normales en ciertos sectores, pero ahora parece que el gobierno puede incluso tolerar la muerte de toda una industria o de algunas empresas líderes cuando sea necesario".

Estos drásticos movimientos ponen de manifiesto la fragilidad de la confianza de los inversores tras un mes de ataques regulatorios. Los operadores temen que la última ofensiva contra los sectores de la educación, la distribución de alimentos y el sector inmobiliario se extienda a otros sectores, como el de la sanidad, ya que China pretende reforzar su control sobre las grandes empresas tecnológicas y reducir el límite de riqueza.

"La principal preocupación ahora es si los reguladores harán más y ampliarán la represión a otros sectores", expone Daniel So, estratega de CMB International Securities. "La preocupación por la regulación será el principal escollo para el mercado en el segundo semestre".

Daño a la inversión extranjera

La caída de las acciones chinas en el punto de mira de las medidas reguladoras de Pekín se ha extendido este martes a los mercados de bonos y divisas, al tiempo que circulaban rumores de que los fondos estadounidenses están deshaciéndose de activos en China y Hong Kong.

"Aunque no podemos verificar si es cierto o no, el mercado teme que el capital extranjero salga a gran escala de la bolsa y del mercado de bonos chinos, por lo que el sentimiento está muy dañado", comenta Li Kunkun, de Guoyuan Securities sobre estos rumores.

Suben los rendimientos, baja el yuan

Ante esta tesitura, los inversores buscan refugio. El rendimiento de los bonos del Estado a 10 años más negociados en China subió siete puntos básicos, hasta el 2,94%, el máximo en un año. El yuan cayó hasta un 0,6%, hasta 6,52 por dólar, y la volatilidad de un mes del par de divisas registró el mayor salto desde mayo.

"La propagación de los descensos de la renta variable china al yuan indica que la preocupación por el riesgo regulatorio en China podría haber dado un giro hacia lo peor", añade con preocupación Terence Wu, estratega de divisas de Oversea-Chinese Banking en Singapur.

¿Tambores de Guerra Fría? La persecución de Pekín a las acciones chinas en EEUU preocupa a los expertos

Relacionados

comentarios4WhatsAppFacebookTwitterLinkedin