El emprendimiento School of Whales usa crowdfunding para invertir en inmuebles comerciales en Miami | El Nuevo Herald

El emprendimiento School of Whales usa crowdfunding para invertir en inmuebles comerciales en Miami | El Nuevo Herald

El emprendimiento School of Whales usa crowdfunding para invertir en inmuebles comerciales en Miami | El Nuevo Herald

Finanzas

por Rebecca San Juan El emprendimiento School of Whales usa crowdfunding para invertir en inmuebles comerciales en Miami | El Nuevo Herald El emprendimiento School of Whales usa crowdfunding para invertir en inmuebles comerciales en Miami | El Nuevo Herald

ORDER REPRINT→

Miami vio nacer un negocio de crowdfunding inmobiliario en mayo. Desde entonces, la financiera y la empresaria que están detrás ha presentado a cientos de inversionistas varias oportunidades para invertir en el sector inmobiliario del sur de la Florida.

La cofundadora y presidenta ejecutiva de School of Whales, Andrea Petersen, de 37 años, puso en marcha su fondo de tecnología financiera e inversión inmobiliaria comercial con Daniel Peña-Giraldi, de 45 años, director de operaciones. Ella aporta su formación en finanzas, y Peña-Giraldi su experiencia en el sector inmobiliario, en particular dirigiendo la empresa de construcción y desarrollo de Miami Stambul.

Esta historia es exclusiva para suscriptores

La madre soltera de dos hijos formuló su plan de negocio tras la muerte de su padre. Surgió de lo que Petersen describió como un momento especial tras hablar con una amiga quien la animó a meditar y probar el yoga. Petersen luchó por encontrar una rutina sustentable, antes de dar con un horario que funcionara: empezar el día con 20 minutos de yoga y cinco de meditación después de salir de la ducha.

Petersen, vecina de Coconut Grove, recuerda que su amiga le dijo: “Ve qué difícil te resulta meditar. Así son las finanzas para mí”.

El Gran Debate

Una mirada semanal a las columnas de los escritores de opinión de el Nuevo Herald

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.

Pronto, Petersen dio con la idea de una empresa que educara a la gente en materia financiera y les permitiera participar en inversiones. Un juego de palabras, el nombre de la empresa School of Whales (Manada de Ballenas) hace referencia a un banco de peces que viajan juntos y ballenas se refiere a lo que los financieros de Wall Street llaman un gran inversionista.

“Juntémonos”, dijo Petersen, “y convirtámonos en ballenas”.

El emprendimiento School of Whales usa crowdfunding para invertir en inmuebles comerciales en Miami | El Nuevo Herald

School of Whales acepta inversionistas con solo $500 para colocar en un fondo de inversión ciego que apoya proyectos inmobiliarios locales. La inversión promedio es de $3,000, dijo Petersen, y la empresa está aprobada por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos )SEC) para gestionar hasta $50 millones. La empresa cuenta con 700 personas que han creado una cuenta en su página web, pero Petersen no quiso comentar cuántas de ellas han invertido.

Una parte de su modelo de negocio es invertir en edificios históricos que los promotores consideran maduros para modificarlos y adaptarlos a un nuevo uso. Por ejemplo, School of Whales está colaborando con Stambul en la remodelación de una antigua farmacia en el downtown Miami.

Stambul adquirió el edificio de cinco pisos y 50,000 pies cuadrados en 2018 por $19.75 millones. Cuando se construyó en 1936, la farmacia Walgreens de Miami era solo la tercera ubicación de Walgreens en Estados Unidos y la más grande. Programado para abrir a finales de marzo, Julia y Henry’s abrirán un bar clandestino inspirado en Al Capone, un salón de comidas y un espacio de oficinas.

Las noticias locales nunca han sido más importantes

Suscríbase para obtener acceso digital ilimitado a las noticias importantes de su comunidad

#TuNoticiaLocal

School of Whales está estudiando la posibilidad de invertir en otros dos proyectos de Stambul: la torre residencial Republic Tower en el downtown de Miami y el Dale Hotel en Fort Lauderdale.

Petersen, nacida en Caracas, cayó en el mundo de las finanzas en 2006 tras su primer trabajo en el Commercebank de Miami —ahora Amerant Bank– después de graduarse de la Universidad de Tufts, en las afueras de Boston. Posteriormente, completó una maestría en administración de empresas en 2010 en la Universidad de Miami.

Tras dejar Commercebank en 2012, trabajó con Norman Cooper, fundador y presidente de Cooper Precision Companies, que posee e invierte en empresas relacionadas con el petróleo y el gas, el almacenamiento de energía, la hotelería y el sector inmobiliario en Norte y Sudamérica. Cooper fue el mentor de Petersen y ella aprendió mucho de él sobre el espíritu empresarial y la gestión.

Su carrera empresarial fue una casualidad, dijo Petersen. Comenzó con su habilidad para los presupuestos, inspirada por su padre, que hacía hincapié en la responsabilidad financiera.

“Era muy partidario de gastar como si fuera una inversión”, dice. “Lo que más le importaba era el valor”.

Hoy busca el valor de los proyectos que su empresa selecciona como inversión. Reflexiona sobre el efecto que un determinado proyecto puede tener en la comunidad circundante y cómo mostrar su importancia a los posibles inversionistas de la School of Whales.

“Nuestra misión es conectar con nuestros inversionistas y hacer que se identifiquen con el impacto de los proyectos”, afirma Petersen. “Queremos que tengan las mismas ventajas y el mismo acceso a la información que tienen los inversionistas de “gran escala”, por lo que les ofrecemos visitas a la propiedad y actualizaciones mensuales sobre el progreso de la misma”.

El Miami Herald habló con Petersen sobre el panorama inmobiliario del área de Miami y su contribución al éxito del lanzamiento de School of Whales.

P: Su empresa pudo haber invertido en cualquier cosa, ¿por qué en el sector inmobiliario?

R : El sur de la Florida es un mercado natural para nosotros. School of Whales es un negocio nacido en Miami y es un mercado que conocemos bien. Hay una gran cantidad de oportunidades en el sector inmobiliario comercial que sabemos que tendrán un impacto positivo en la comunidad. Creemos que esta es la mejor manera de poner en marcha el negocio, manteniéndonos realmente fieles a lo que nos propusimos hacer: conectar a los inversionistas que de otra manera no tienen la oportunidad de invertir en bienes raíces comerciales con los promotores que están haciendo proyectos fuera de lo común que influyen positivamente en sus comunidades.

P: Uno de los objetivos de School of Whales es invertir en proyectos de reurbanización de espacios históricos o vacíos. ¿Por qué?

R: A menudo, los urbanizadores se ciñen a proyectos tradicionales que tienen una fórmula probada para obtener financiación de los bancos. Sin embargo, hay muchos urbanizadores con ideas creativas que tienen dificultades para llevar a cabo sus proyectos porque no se ajustan a las listas de verificación tradicionales de los bancos. Estos proyectos pueden ser tan lucrativos, o a menudo más, que un edificio tradicional de gran altura, pero requieren conocimientos técnicos y esfuerzo. Este esfuerzo adicional suele traducirse en proyectos que proporcionan el mejor uso para una propiedad y una comunidad.

P: Las mujeres siguen siendo minoría en el sector financiero. ¿Cómo superó los prejuicios de género y cómo eso ha influido en usted como líder?

R : El mayor obstáculo al que me enfrenté fue luchar contra el impulso de empequeñecerme frente a los hombres en las discusiones, porque eso era lo que yo sentía que se esperaba. A menudo no era solo lo que sentía, sino lo que se esperaba. En cuanto a dar opiniones, he estado en numerosas reuniones al principio cuando la gente asumía que yo era la asistente de alguien.

Cuando tuve a mi hijo Martin en 2012, me esforcé. Siempre he trabajado mucho y me costó aceptar que iba a tomar una ausencia de maternidad. Cambió mi noción de siempre ser la última en el trabajo y demostrar mi valor, demostrar porque me merecía el lugar donde estaba. Tener esa confianza fue un gran punto de inflexión. En School of Whales, ofrecemos un permiso de maternidad: 12 semanas para las madres y cuatro semanas para los padres. Creo que es un componente muy importante para reconocer ese equilibrio.

P: School of Whales es su primera empresa. ¿Qué la llevó a este momento?

R: School of Whales se empezó a gestar en 2018 pero no empezó hasta este año. Nunca había lanzado un negocio, pero mi socio, Daniel, inició una empresa de construcción y remodelación en Miami hace dos décadas. Desde entonces ha sido el promotor detrás de varios proyectos, como el Hotel Langford en el downtown de Miami. Esto aporta un componente esencial de conocimientos técnicos a nuestro proceso de consideración de inversión, además de mi experiencia financiera. Daniel y yo nos asociamos por primera vez cuando invertimos en la expansión de la marca Pubbelly Sushi, un restaurante de inspiración japonesa y latina con locales en todo Miami. Esta experiencia me dio la confianza para saber que podía dirigir un negocio.

P: ¿Qué sigue?

R : Seguimos haciendo crecer nuestra plataforma y nos centramos mucho en su componente educativo y en la transparencia de la información financiera. Este es un pilar de nuestra marca y nos comprometemos a no desviarnos de él, ya que estamos seguros de que así es como podemos proporcionar el mayor valor a nuestros inversionistas. Además, estamos trabajando en asociaciones con la Facultad de Negocios Herbert de la Universidad de Miami para una serie de conferencias y, con suerte, con otras instituciones. En cuanto a los proyectos, tenemos algunos en cartera, también en el sur de la Florida, que revelaremos una vez que estén aprobados y estemos preparados para invertir.

Esta historia fue publicada originalmente el3 de enero de 2022 9:37 am.