Cuando el contorno de ojos no sirve para nada (o peor aún)

Cuando el contorno de ojos no sirve para nada (o peor aún)

El contorno de ojos es, y lo dicen dermatólogos y expertos en estética, de los primeros cosméticos antiaging, cuando no el primero, que debería completar la rutina cosmética cuando preocupa la aparición de los signos de la edad.

A los 30, dicen la mayoría, a los 40, como tarde, el contorno de ojos se convierte en imprescindible de los cuidados antiedad.

La cuestión tiene su razón de ser, y es que la zona que rodea los ojos tiene unas peculiaridades cutáneas propias y, por lo tanto, una peculiaridades a la hora de tratarla.

Por un lado, "la piel de los párpados y las ojeras es fina, delgada y seca", señala la dermatóloga Andrea Combalia. Hasta 5 veces más finas que la del resto del rostro, para ser exactos.

Por otro, la zona del contorno de los ojos es la candidata primera para 'sufrir' las arrugas de expresión, las que antes hacen su aparición, y que tienen que ver mucho con la gestualidad.

Contorno de ojos: las líneas de expresión

"Cuando reímos, lloramos o hacemos gestos al hablar, se contraen los músculos faciales y aparecen pliegues en el rostro, que desaparecen cuando nos relajamos, siempre y cuando la piel esté bien hidratada y colágeno y elastina estén en buenas condiciones", detalla Combalia.

Frentre, comisuras de los labios, surco nasogeniano y sí, contorno de ojos y entrecejo son los primeros lugares donde estas primera arrugas dejan su huella.

Contorno de ojos: bolsas y ojeras, delatoras del cansancio

Arrugas aparte, la mirada tiende a padecer otros problemas estéticos. Ahí quedan las ojeras, las sombras azuladas o grisáceas que aparecen no tanto por el paso del tiempo como por la falta de sueño, los malos hábitos y hasta la raza o la herencia, en palabras del doctor Leo Cerrud.

Una mala circulación, problemas hormonales y retención de líquidos son las causas, por su parte, de que salgan bolsas, con las que los ojos se ven hinchados, cansados...

Contorno de ojos: nunca, o casi, en la zona de la ojera

Cuando el contorno de ojos no sirve para nada (o peor aún)

El contorno de ojos como cosmético no hace milagros: no obstante, su uso preventivo y con continuidad en el tiempo mantienen la zona hidratada, un primer paso para evitar que las líneas de expresión se vuelvan incontrolables.

Muchos de estos cosméticos también incluyen activos como las vitaminas C y K, el ácido retinoico o la cafeína, que aclaran en parte las ojeras.

De nada sirve utilizar con vehemencia un contorno de ojos si no se usa bien. Es más, puede incluso aumentar los problemas preexistentes.

Empecemos por el error más común: aplicarlo en la zona de la ojera. A menos que las instrucciones del fabricante indiquen lo contrario, nunca debe usarse sobre la propia ojera, justo debajo del ojo, sino en el hueso orbital, ese que podemos tocar y sentir algo más abajo del área grisácea. Esa piel en concreto debe respirar para evitar un mal drenaje y que se produzcan bolsas.

Lo mismo ocurre con la cantidad utilizada, "si nos pasamos de producto -bastaría con un grano de arroz- y lo aplicamos en la ojera y cerca del lagrimal, sobre todo por la noche, es más que probable que nos levantemos con los ojos hinchados y con bolsas porque la zona se haya obstruido", explica la esteticista Myriam Yébenes, de los centros de belleza Maribel Yébenes.

Contorno de ojos: menos arrugas

Hablemos de arrugas. Es importante aplicar el producto en contra de su naturaleza, es decir, evitando acumular producto justo en las líneas exteriores del ojo. Por este motivo se debe aplicar, primero, siempre siguiendo el hueso orbicular, como hemos comentado, también en la zona superior del ojo. Vamos, que se aplica justo debajo de la ceja y no en el párpado móvil.

De este modo, la crema debe extenderse en la zona superior desde el exterior hacia la nariz, "nunca hagas la aplicación desde el lagrimal hacia la sien, ya que debes seguir el sentido contrario a la arruga para no ayudarla a que se note más", apunta Myriam Yébenes.

En la zona inferior hay que actuar justo al contrario: desde el lagrimal (para que no se acumule producto y pueda respirar), hasta el exterior, masajeando las sienes.

Todo esto debe hacer de una manera suave y ligera, a ligeros toquecitos o tecleteos, y siempre, sorpresa, con el dedo anular, que es el que menos fuerza tiene.

Una vez aprendida la técnica, solo queda elegir el contorno que mejor se adapte a cada necesidad. Esta selección puede servir de orientación.

Contorno de ojos K-OX Eyes de Isdin

Con vitamina K, focalizada en combatir bolsas y ojeras, se presenta con un aplicador cerámico efecto frío que despierta al instante. En el momento de la aplicación se nota fresco, un alivio de la zona y un 'descanso' de las ojeras, y a largo plazo disminuye el volumen de las bolsas y atenúa gradualmente el color morado o pigmentado de las ojeras. Ideal para usar por la mañana por su efecto 'despertador'.

Puedes comprarlo aquí por 36,61 euros.

Contorno de ojos Retinol 24 h de Olay

De uso nocturno, su fórmula con retinol renueva, aporta un tono uniforme e ilumina el área de la mirada de noche.

Puedes comprarlo aquí por 25,90 euros.

Contorno de ojos C-Vit de Sesderma

Hidrata, es antioxidante, y previene arrugas, bolsas y ojeras. Aporta luz y vitalizadad a la zona gracias a la vitamina C, es de uso diurno y protege contra los radiclaes libres.

Puedes comprarla aquí por 20,76 euros.

Contorno de ojos antimanchas de Bella Aurora

Un tratamiento global trata y previene arrugas, bolsas, ojeras y flacidez. Funciona también como tratamiento antimanchas.

Puedes comprarlo aquí por 30,79 euros.

Contorno de ojos de SkinGenerics

De acción preventiva contra arrugas y ojeras, antiojeras y antiarrugas, se presenta en una fórmula muy ligera tipo sérum. Con extracto de meadowfoam o limnanthes albaaporta, una planta que aporta hidratación en profundidad, y vitamina E, de carácter preventivo.

Puedes comprarlo aquí por 29,28 euros.

*En calidad de Afiliado, Yo Dona obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. La inclusión de enlaces no influye en la independencia editorial de este medio: los redactores seleccionan y analizan los productos libremente, según su criterio y conocimiento especializado.


Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más