“Contracorriente”: Una película de maricones que no mereció ser premiada

“Contracorriente”: Una película de maricones que no mereció ser premiada

“Contracorriente”: Una película de maricones que no mereció ser premiada

ACTUALIZACIÓN, 25 de agosto de 2010. Finalmente, la película se estrena en Lima. ¡Pásenle la voz a Elmore!

ACTUALIZACIÓN, 1 de setiembre de 2010. ¡Beteta ya comentó la película!

Es un placer leer Caretas, lo es más si tienes la revista entre tus manos y vas devorando hoja tras hoja tomando una Guaraná o algo similar. Pero el hechizo se quiebra si te encuentras con una rocaza como ésta:

El firmante es Augusto Elmore, habitual pluma tras la columna Lugar Común, que suelo leer siempre y por lo general encuentro entretenida y provechosa. Pero esta vez creo que Elmore la embarró hasta el fondo. Antes de seguir hay que decir que el columnista se refiere a Contracorriente, película de Javier Fuentes premiada recientemente en el último concurso de Conacine. La edición de Caretas es del 3 de julio de 2008.

El citado director puede ser hetero, gay, bi, trans, o lo que le plazca, pero más allá de eso tiene todo el derecho de ganar un premio y realizar la película que se le ocurra, pero Elmore reacciona desde su esquina de “macho que se respeta” y ataca la hipotética condición sexual de Fuentes restándole méritos y atribuyendo el premio a una presunta fiebre rosa. Además uno puede inferir una demanda tácita al jurado de Conacine: ¡Dejen de caer en la debilidad de financiar películas de maricones!

“Contracorriente”: Una película de maricones que no mereció ser premiada

¿Y qué decir de su opinión sobre Brokeback Mountain? ¿Todo el asunto se reduce a poner a dos tipos ante cámaras, ordenar que se besen y a cobrar?

Si hay algo que rescatar de todo esto es que un pensamiento arcaico arraigado en la sociedad -que por lo general se mantiene oculto- salga a la vista y se manifieste. Elmore corre riesgos y prevé que lo tilden de homófobo, lo es y se merece el rechazo. ¿Y ustedes qué opinan al respecto?

También comentan la burrada de Elmore: