Cómo limpiar correctamente unas botas UGG (y cualquier zapato de ante)

Cómo limpiar correctamente unas botas UGG (y cualquier zapato de ante)

Trucos caseros

Agua micelar, polvos de talco o incluso una goma de borrar pueden ser útiles

La millonaria historia de las botas UGG: de la gasolinera a conquistar famosas

Lucía Ramírez Pavía

El ante es un material común en nuestro armario durante el invierno que está presente en botas, cazadoras o bolsos. Se trata de un producto delicado que se ensucia fácilmente; una simple gota de agua se queda marcada en las UGG, por ejemplo. La cuestión es que no siempre es sencillo limpiar las manchas y rozaduras que pueden aparecer durante esta temporada. Sin embargo, existen numerosos trucos que te ayudarán a mantener tus prendas de ante en condiciones.

Lo primero que debemos hacer al ver una mancha en nuestras botas de piel es identificar de qué tipo es. Los pasos a seguir para deshacernos de ella serán diferentes dependiendo de si se trata de una rozadura o una mancha de grasa. A continuación vamos a ver los cuatro trucos para mantener nuestras botas como nuevas.

Se trata de un producto delicado que se ensucia fácilmente, una simple gota de agua se queda marcada

Agua micelar. La solemos utilizar para hidratar y tonificar el cutis, pero sus propiedades son ideales para limpiar manchas de todo tipo, incluyendo las de polvo y grasa. Si salpicara una gota de aceite en tus botas, es tan sencillo como impregnar un algodón con este producto y frotarlo suavemente por encima de la mancha, siempre hacia la dirección del pelo del material.

Cómo limpiar correctamente unas botas UGG (y cualquier zapato de ante)

Goma de borrar. En los zapatos de piel más clara suelen aparecer rozaduras. La forma más efectiva de librarnos de ellas es utilizando una goma de borrar; las hay específicas para la limpieza de zapatos, pero con una normal bastará para que tu calzado esté como nuevo. Simplemente habrá que borrar la rozadura como si fuera una raya sobre un papel y para retirar el residuo de la goma se recomienda usar un cepillo de púas metálicas.

Polvos de talco. Para las manchas de grasa que no detectamos inmediatamente debemos utilizar polvos de talco, aunque cuánto más tiempo lleve la mancha en la bota, más costará que se vaya. En estos casos se espolvorean los polvos de talco sobre la suciedad y se deja actuar al producto durante el mayor tiempo posible (si puede ser una semana entera, el resultado será más efectivo). Para retirar los polvos y, junto a ellos, la mancha, se recomienda hacerlo con un cepillo suave.

Amoniaco. Si los trucos anteriores no han funcionado del todo, es hora de introducir el amoniaco como solución. En un bote con tapón pulverizador mezclaremos la mitad de agua con la otra mitad de amoniaco y utilizaremos una bayeta suave para frotar con cuidado, y siempre en la dirección del pelo del ante. Pulverizaremos la bayeta con esta mezcla solo para humedecerla y nunca la empaparemos, ya que puede estropear la piel.

Lee también

Esto es todo el que dice de ti tu olor corporal

RAC1

En definitiva, el ante se ensucia fácilmente, por lo que es aconsejable que protejamos las prendas hechas de este material. Para ello, existe un spray específico que debes aplicar en todo el zapato antes de salir de casa, especialmente en la punta y el talón, que son las zonas más expuestas.

Mostrar comentariosAl Minuto