Quién es Luis Astolfi, el leal amigo de la infanta Elena: un matrimonio de dos décadas, un hijo que sigue sus pasos y cuatro veces olímpico

Quién es Luis Astolfi, el leal amigo de la infanta Elena: un matrimonio de dos décadas, un hijo que sigue sus pasos y cuatro veces olímpico

Quién es Luis Astolfi, el leal amigo de la infanta Elena: un matrimonio de dos décadas, un hijo que sigue sus pasos y cuatro veces olímpico

Cuatro veces olímpico

Consiguió una beca de la Real Federación Hípica Española y ya instalado en Madrid fue destacando poco a poco en concursos internacionales como los de Jerez de la Frontera, Madrid, Barcelona o La Baule (Francia). En 1984 viviría sus primeros Juegos Olímpicos en Los Ángeles como parte del equipo nacional olímpico de saltos, al que asistió con un caballo alemán propiedad de Luis Álvarez Cervera y Enrique Sarasola. Quedó en décima posición en la prueba individual y séptimo por equipos. A partir de ahí llegaron unos cuantos triunfos: en el Campeonato de España, en la Copa de las Naciones de París (quedó sexto) y Dormund (quedó quinto). Un año después de sus primeros Juegos, se instaló en Alemania contratado por Paul Schockemöhle –campeón de Europa de saltos varios años– para montar caballos de su propiedad en concursos internacionales de Inglaterra, Francia, Alemania y Holanda.

A su regreso a España continuó concursando a nivel nacional e internacionaly al declararse la peste equina en nuestro país tuvo que marcharse una temporada a Biarritz (Francia) y Lieja (Bélgica). En 1988 participó en los Juegos de Seúl, donde fue eliminado en la primera ronda clasificatoria por un problema de su caballo. Pero en su cabeza, Luis ya tenía los Juegos de Barcelona 92 y entrenó duro en España, América y Holanda para llegar en plena forma. En ese tiempo ganó diferentes torneos en España y fuera de nuestras fronteras. Fue seleccionado para Barcelona 92 tras una grave fractura de húmero tras un accidente de coche en Galicia. Terminó cuarto por equipos junto a Luis Álvarez Cervera, Enrique Sarasola y Pedro Sánchez Alemán, y en el puesto número 19 de forma individual.

En el año 2000 llegaron sus cuartos Juegos, los de Sidney, al sustituir a su amigo Juan Antonio de Witt, que se había lesionado. No tuvo mucha suerte y quedó en el puesto 64. A partir de entonces, ya cumplidos los 40, Luis Astolfi siguió compitiendo aunque a menor nivel y dedicó gran parte de su tiempo a la faceta empresarial siempre vinculada al mundo del caballo. En 2009 fue subcampeón de España y en 2018 compitió por última vez en Valkenswaard (Holanda). Desde entonces, solo se le ha visto en eventos nacionales y dedica gran parte de su vida a preparar caballos jóvenes. En la actualidad vive en Sevilla, aunque pasa algunas temporadas en Polonia, es criador y promotor de concursos e imparte cursos de equitación en toda España y en el extranjero, además de hacer de intermediario en la compraventa de caballos y colaborar como técnico de la Real Federación Hípica Española, siendo un referente para los jóvenes jinetes.