La razón por la que no debes tirar la piel de la naranja o del limón

La razón por la que no debes tirar la piel de la naranja o del limón

La razón por la que no debes tirar la piel de la naranja o del limón

B. S.

La naranja y el limón son dos alimentos de lo más usados en la cocina. Se utilizan para hacer postres, ensaladas, aliñar. La naranja, por ejemplo, se puede comer como pieza única o trocearla para crear un delicioso bol de frutas. También se pueden crear con ambos alimentos batidos y zumos de sabores diferentes.

Sea como sea, al utilizar la naranja o el limón como ingrediente, lo más común es pelarlos y tirar su piel a la basura. Sin embargo, al realizar esta acción estamos desechando una parte de la fruta pensando que son residuos cuando, en realidad, pueden tener otros usos más allá de los fogones.

Al tirar la cáscara de estas frutas, se están desaprovechando un gran número de cualidades que tiene y que, probablemente, se desconocen. La parte sobrante de los cítricos tiene otras utilidades.

Noticias Relacionadas

¿Táper de plástico o de cristal? La recomendación del Ministerio de Consumo para comer fuera de casa

REDACCIÓN

El superalimento antinflamatorio que mejora los malestares premenstruales, la circulación de la sangre y combate las arrugas

M.P.

La razón por la que no debes tirar la piel de la naranja o del limón

Estas frutas suelen utilizarse para dar sabor y aroma a nuestras recetas. Por ello, un buen uso de la piel de la naranja, mandarina o limón es mejorar el olor de algunos objetos, como por ejemplo, los zapatos.

Muchas veces, llevamos los pies muchas horas dentro de una bota o zapato y, aunque estemos muy aseados, estos acaban cogiendo olor, sobre todo, si son de cuero. Para eliminar ese olor, una de las soluciones más sencillas y, a la vez, naturales, es colocar la cáscara de los cítricos en el calzado cuando no lo estemos usando y dejarla toda la noche. Así, antes de tirar la piel de una fruta, piensa en aprovecharla al máximo con este conseojo.

Temas

Alimentación, Dietética y nutrición, Gastronomía, Recetas
Tendencias