El fenómeno VALENTiNA: la empresa española que viste a mujeres de todas las tallas a precio 'low cost'

El fenómeno VALENTiNA: la empresa española que viste a mujeres de todas las tallas a precio 'low cost'

Sponsored HTML for Desktop:
Sponsored HTML for Mobile:
OFRECIDO POR

GRAN ÉXITO

Con sede en Elche, la firma prevé cerrar este ejercicio con una facturación cercana a los 12 millones de euros sólo en España

Su filosofía ‘body positive’ y el uso de mujeres reales de todas las complexiones físicas para sus campañas conquistan cada vez a más clientas: la empresa gestiona ya más de 1.200 pedidos al día en tu tienda ‘online’

Diana Arrastia

Existe un fenómeno que está cobrando más y más fuerza en el mundo de la moda y que lleva la diversidad, la inclusión y la accesibilidad por bandera. Con mujeres reales, con cuerpos con curvas, con tallas de todos los tamaños: desde la 34 hasta la 48/50. Y con precios asequibles: sus prendas low cost, inspiradas en las últimas tendencias del mercado, tienen un coste medio de entre 20€ y 30€.

El fenómeno VALENTiNA: la empresa española que viste a mujeres de todas las tallas a precio 'low cost'

El fenómeno VALENTiNA –como el nombre de la firma que está detrás y locelebra– es un David que venció al Goliat de los cuerpos seriados, las tallas mínimas y los cánones de belleza estereotipados. Que celebra el body positive hasta el punto de utilizar a mujeres reales, de todas las complexiones físicas posibles, en sus propias campañas.

VALENTiNA recibe a diario mensajes de mujeres que confiesan emocionadas haber recuperado la ilusión por estrenar ropa

En todos estos aciertos radica la razón de ser del fenómeno en que la marca se ha convertido. Un sueño que ha hecho posible gracias a la confianza de todas las mujeres, sus clientas ya incondicionales: la empresa gestiona más de 1.200 pedidos al día en su tienda online, de los que el 98% son entregados en un plazo de 24h. Esto se complementa con las 10 tiendas a pie de calle que tiene en ciudades como Madrid, Valencia, Sevilla y Bilbao, cuyo número aumentará en los próximos meses.

La firma de moda comenzó su aventura y prodigio en 2015, con una mesa y una silla en un centro coworking y una inversión de 200€. Dos años (y cuatro mudanzas después) ese espacio se cambió por un almacén de 5.000 m2 y una oficina de 1.600 m2, en sus instalaciones centrales de Elche (Alicante). Si hablamos de cifras, en su primer ejercicio logró facturar 28.000€ y ahora prevé cerrar 2021 con una facturación cercana a los 12 millones de euros sólo en España. Y es que la firma acaba de empezar su expansión internacional en Portugal.

Fuera etiquetas

Desde el principio, VALENTiNA se ha propuesto transformar realidades como “si usas una talla grande, compra en tiendas de talla grande”. Su objetivo ha sido que todas las mujeres del mundo pudieran ir de compras sin leer el dichoso distintivo que anuncia un tallaje especial. Por eso, apostó por diseñar una colección bajo una misma marca donde la curva de tallas fuera enorme. Todos los días, recibe decenas de mensajes de mujeres emocionadas porque han recuperado la ilusión, la alegría por estrenar y por sentirse guapas.

¡Viva las curvas!

En su vocación de ser una marca real para mujeres reales, la firma asumió como filosofía el body positive: mujeres normales, ¡nada de modelos!, con sus curvas y con sus cuerpos perfectamente imperfectos, porque esa es la realidad del mercado. Por eso ha echado mano de las mujeres que forman su propio equipo para convertirlas en protagonistas de sus sesiones de fotos para la web o sus campañas. Imágenes que apenas llevan retoque. “Lo que ves es lo que te va a llegar a casa”, indican desde la marca.

Diseño local

Abrigos, vestidos, jerséis, faldas o pantalones. Todo en moda. Botines, botas deportivas o zapatos. Todo en calzado. Bolsos, cinturones, sombreros o pañuelos. Todos en accesorios. El 100% de la colección de VALENTiNA está diseñado en Elche (todas las semanas crean unas 20 referencias nuevas) y el 90% de las prendas se fabrican en Europa.

Cosmética premium

Pero hay más: libretas, estuches y bolígrafos. Todo en papelería. Y también VALENTiNA Beauty, la línea de belleza de la fima que ha ido creciendo con el desarrollo de diferentes productos de maquillaje y cuidado personal en colaboración con laboratorios españoles. Esto le ha permitido ofrecer cosmética premium, con la misma calidad que las marcas top del mercado, a un precio realmente ajustado. Como el sérum de pestañas que lanzó hace dos meses y que ya ha conquistado: aporta longitud y densidad a las pestañas en apenas dos semanas y tiene un precio de solo 22€, frente a su coste medio de mercado, que ronda los 70€. El 90% de las clientas que prueban sus productos Beauty, repite, según la marca. Es una señal más del "fenómeno VALENTiNA".

Al Minuto