Esto es lo que tienes que hacer para ponerte bien el sujetador

Esto es lo que tienes que hacer para ponerte bien el sujetador

Esto es lo que tienes que hacer para ponerte bien el sujetador

Begoña Bermúdez, profesional experta en corsetería, asegura que el problema es que «nadie sabe su talla correcta»

27 oct 2021 . Actualizado a las 16:52 h.
WhatsappMailFacebookTwitter
Comentar ·

No todo lo que reluce es oro. Y el uso de sujetadores no queda exento al refranero español. Begoña Bermúdez, experta en corsetería, lo sabe bien: «Todo lo que conocen las mujeres sobre el mundo del sujetador es incorrecto». Aunque a esta coruñesa, no le extrañe: «No hay cultura. Nadie nos dice qué necesitan nuestras mamas». Bermúdez regenta una consulta en A Coruña, y no hay día que pase sin ver un error.Esto es lo que tienes que hacer para ponerte bien el sujetador Esto es lo que tienes que hacer para ponerte bien el sujetador

El más común: el tallaje. «Nadie sabe cuál es su talla correcta», señala. Y así comienza la bola de problemas. No solo es estética, pues puede ocasionar estreñimiento, dolor de espalda o nuca y jaquecas. «El sujetador es la única prenda con dos tallas», detalla la experta. «Deberá ir acorde a nuestra estructura y a nuestra mama». Los cuatro elementos que forman el sostén desempeñan una función. Eso sí, «siempre que estén bien colocadas», dice Begoña, y añade: «Que no es lo habitual».

Esto es lo que tienes que hacer para ponerte bien el sujetador

Estas partes se ven a simple vista. Aro, copa, contorno y tirante. «El aro moldea la grasa que rodea la glándula mamaria. Además, ayuda a que drene bien la sangre hasta ella. La copa la sujeta. El contorno lleva el peso y permite que el sujetador no se mueva en todo el día. Y, finalmente, el tirante sirve para que siempre lleves acoplada la glándula axilar con la frontal, y no se produzca un desprendimiento de la grasa entre ellas al ir moviéndote con impacto en el día a día», cuenta la profesional.