¿Por qué la moda sustentable es más cara que el fast fashion?

¿Por qué la moda sustentable es más cara que el fast fashion?

Si estás iniciándote como consumidora responsable, lo más probable es que los precios puedan sorprenderte y nos referimos a las dos modalidades de esta economía. Las de un bazar de segunda mano en donde encuentras cosas súper económicas y también las de marcas Prêt-à-porter en donde existen precios un poco más elevados.

¿Te has preguntado si lo que pasa realmente es que no estamos familiarizados con el valor verdadero de las prendas? Si esto no te hace sentido, viajemos al pasado. Hasta hace unos siglos era un modisto o sastre quien iba a tu casa (eso si eras de familia adinerada) y realizaba los más bonitos vestidos acorde a tu talle, en cambio si eras de clase media tenías derecho a tres o cuatro vestidos a la moda, y si formabas parte de la gente de servicio, solo obtenías vestidos cuando tus patronas morían o te los regalaban.

Esto habla del valor que ya tenía el vestido para aquel entonces. Un pasado en donde se traficaban telas y usar colores como el blanco por ejemplo te distinguían dentro de la sociedad. Hasta que grandes diseñadores democratizaron poco a poco la moda y la manera de concebirla, liberándonos del corset e invitándonos a usar pantalones.

En los años 80, cuando vieron la luz los primeros retailers del fast fashion comenzó a perderse la noción del costo de las prendas y empezaron a producir ropa a grandes escalas y a bajos precios para poder cubrir una demanda que desconocía las condiciones en las que está hecha la indumentaria.

¿Por qué la moda sustentable es más cara que el fast fashion?

Conforme la demanda crecía, las grandes casas de fast fashion intentaban bajar sus costos y lo hicieron migrando sus talleres a países asiáticos en donde aspiraban a mano de obra más barata. Adicionalmente las fibras y textiles con las que se fabricaban las piezas no eran de la mejor calidad (para poder ofrecer precios más bajos), y llegaban a contener químicos que dañan la piel y contaminan el ambiente.

Mientras que en el comercio justo o en el slow fashion se estableció lo contrario. Los coworkers reciben un salario acorde a su carga de trabajo, las fibras suelen ser naturales al igual que los teñidos y los cuidados para este tipo de materiales es más costoso.

Entonces, estamos hablando de un proceso de producción muy distinto que permea en el costo de lo que se produce. Por un lado tenemos la industria que busca mantener precios bajos para satisfacer un determinado mercado, y por el otro a una que cuida el proceso bajo una línea de pensamiento ética que promueve las buenas prácticas.

Conociendo esto es más fácil entender por qué resulta más costosa una prenda de moda sustentable, pero ¿no le darías oportunidad a una pieza sustentable o a la marca? Si bien es cierto que es otro tipo de dinámica, a la larga puede resultar incluso bueno para tu economía, sabiendo que lo que te llevarás a casa tiene calidad y transparencia laboral.

Recuerda que, en un mundo consumista, el rebelde es quien se reinventa.

Errores que jamás cometen las fashionistas al usar jeans a la cadera

Leer también: Salma Hayek y su hija Valentina impactan con su estilo y belleza

Recibe Hello Weekend, nuestro newsletter con lo último en gastronomía, viajes, tecnología, autos, moda y belleza. Suscríbete aquí: https://www.eluniversal.com.mx/mi-cuenta